El consejo de ministros y ministras del 21 de enero de 2020 ha declarado que España se encuentra en emergencia climática, lo que supone una serie de medidas que, sin duda, cambiarán el paisaje ambiental, empresarial y laboral de nuestro país. Es el momento de aprovechar la oportunidad y cambiar nuestro sistema productivo por uno más sostenible, justo y saludable. Muchas veces las utopías son inalcanzables pero marcan el camino a seguir.

En el caso de la transición a una energía limpia y renovable, espero que se prevean medidas para las cuencas mineras y las zonas que dependen de centrales térmicas. Ahí va un pensamiento muy especial para mi querida tierra palentina, en especial el norte de Palencia, así como para toda la España Vaciada, que puede encontrar una oportunidad en este cambio sistémico.